PRINCIPIOS GENERALES
• Es la prueba más útil y más frecuentemente usada para demostrar la presencia de bacterias en la corriente sanguínea.
• El método del hemocultivo consiste en obtener sangre con la más rigurosa técnica de asepsia y añadirla a un frasco que contiene un medio de cultivo elegido para aislar un determinado microorganismo (bacteria).
• Las muestras de sangre para hemocultivo deben obtenerse, antes que el paciente reciba terapia antimicrobiana.
• Es importante obtener Ia muestra de sangre, en el momento en que la temperatura del paciente se encuentra elevada. Este da una probabilidad más elevada de tener resultados positivos en el hemocultivo.
• Se requiere de un mínimo de tres hemocultivos seriados por paciente antes de considerar el caso como negativo.
 
ELECCIÓN DEL MEDIO PARA HEMOCULTIVO
• La elección del medio depende del microorganismo que se desea aislar.
 
• Para la mayor parte de hemocultivos, resultan satisfactorios los medios generales:
- Infusión corazón-cerebro con agar, este medio permite el desarrollo de bacterias tanto aerobias como anaerobias.
- El caldo de tioglicolato, que se emplea principalmente para cultivar bacterias anaerobias.
 
OBTENCIÓN DE LA MUESTRA
1. Generalmente se extrae sangre del pliegue del codo, con la más rigurosa técnica de asepsia.
2. Sembrar la mayor cantidad posible de sangre (entre 5 y 10 ml).
3. El medio de elección se calienta a 37°C en una estufa de cultivo, y el tapón de caucho del frasco se flamea con alcohol para destruir los microorganismos contaminantes en su superficie.
4. Para llevar el frasco a la cabecera del paciente se cubre el tapón con un algodón mojado de alcohol.
5. Obtenida la muestra de sangre, se retira el algodón del frasco y la aguja  de la jeringa se introduce a través del tapón de caucho del frasco, se expulsa la sangre en el medio, se retira la aguja y se mezcla el contenido del frasco.
6. Cada frasco debe rotularse: nombre del paciente, fecha y hora de obtención  de la muestra.
 
LECTURA DEL HEMOCULTIVO
• Los frascos de hemocultivos inoculados deben inmediatamente incubarse a 35° - 37 ° C.
 
• Examinar el frasco diariamente durante la primera semana para detectar la aparición de turbidez en el medio, hemólisis, signos de producción de gas o crecimiento de colonias directamente encima de la sangre.
 
• Si los hemocultivos son negativos deben seguir en observación hasta por 21 días antes de informarse como negativos.
 
• Los hemocultivos “visualmente positivos" (turbidez del contenido del frasco deben teñirse por el método de Gram y subcultivarse (resiembras).
 
• En los subcultivos (resiembras) se procede de la siguiente manera:
- Retirar una gota del hemocultivo positivo con todas las precauciones de asepsia, utilizando una jeringa pequeña, con este material se siembra.
- Sembrar en medios de agar sangre, y otros medios selectivos dependiendo de los resultados de la coloración Gram. Ejemplo: Medio de agar Mac Conkey, para investigar la presencia de microorganismos entéricos gramnegativos. Las placas deben incubarse tanto bajo condiciones aerobias como anaerobias.
 
• Una vez que se han logrado colonias aisladas, debe determinarse su identificación.
 
• Los resultados, tanto positivos como negativos, deben comunicarse lo antes posible al médico que lo solicitó.
 
MICROORGANISMOS QUE SE PUEDEN ENCONTRAR EN LOS HEMOCULTIVOS
- Streptococcus viridans.
- Streptococcus pyogenes.
- Staphilococcus aureus y albus.
- Diplococcus pneumoniae.
- Neisseria meningitidis.
- Brucella sp.
- Proteus-providence.
- Pseudomona aeruginosa.
- Enterococos.
- Estreptococcos anaerobios.
- Salmonella sp.
- Pasteurella tularensis.
- Leptospira sp.
- Streptobacillus moniliformis.
- Escherichia.
- Citrobacter.
- Klebsiella.
- Haemophilus influenzae.
 
Fuente: Procedimientos de Laboratorio. Ministerio de Salud. INS. Perú.