Los actinomicetos son bacterias verdaderas, aunque en el pasado se les consideraba semejantes a hongos porque forman filamentos ramificados. Estan relacionadas con las corinebacterias y las micobacterias en la estructura química de su pared celular y algunos son acidorresistentes. Es importante diferenciarlos de los hongos porque las infecciones por actinomicetos responderán a agentes antibacterianos mientras que presentaciones clínicas similares causadas por hongos seran resistentes a los antibacterianos (y extremadamente refractarios al tratamiento con antimicóticos). Este género contiene muchas especies, algunas de las cuales son importantes para el hombre como productores de agentes antimicrobianos. Algunas son patógenos para los seres humanos y los animales; A. israelii causa la actinomicosis.
 
Fuente: Microbiología Médica. Mims-Playfair-Roitt-Wakelin-Williams. Mosby.