Dos especies de Borrelia son importantes en los seres humanos. B. recurrentis causa la fiebre recurrente (ahora rara). B. burgdorferi causa la enfermedad de Lyme.

Características
Espirales menos finas que las de las leptospiras. Células de 0,2-0,5 um de diámetro; se tiñen con facilidad, por lo que son visibles con microscopía óptica.
 
Identificación
B. recurrentis demostrada en frotis sanguíneos mediante tinción con Giemsa o naranja de acridina. B. burgdorferi mucho más difícil de visualizar. Es posible el cultivo a partir del material de biopsia, pero difícil; el diagnóstico suele hacerse mediante pruebas serológicas.
 
Enfermedades
En la fiebre recurrente el fenómeno de recurrencia puede deberse al cambio antigénico. La enfermedad de Lyme progresa lentamente en lugar de en recaídas. La lesión característica, el “eritema crónico migrans” aparece en alrededor del 50% de los casos. Las artralgias y la astenia son frecuentes y después, en los casos no tratados, las manifestaciones neurológicas y cardiacas.
 
Transmisión
B. recurrentis se transmite de persona a persona a través de los piojos. La enfermedad de Lyme es una zoonosis que se transmite a los seres humanos a través de las garrapatas duras (especies de Ixodes) asociadas con los ciervos. Las garrapatas se encuentran en los matorrales y debajo de la tierra y se adhieren a la piel descubierta. La picadura de Ia garrapata pasa muchas veces inadvertida, pero los microorganismos entran en el huésped en menos de un minuto.
 
Patogenia
Se sabe poco sobre la patogenia de estas enfermedades. Es probable que el cambio antigénico de B. recurrentis permita su evasión de las respuestas de anticuerpos del huésped.
 
Tratamiento
Tetraciclina; pero se han utilizado la eritromicina y la penicilina satisfactoriamente.
 
Prevención
La prevención depende de la evitación del contacto con los vectores (p. ej., ropas protectoras para paseantes y trabajadores forestales).
 
Fuente: Microbiología Médica. Mims-Playfair-Roitt-Wakelin-Williams. Mosby.