Al contrario que otros miembros de las Enterobacteriaceae, Salmonella y Shigella no son habitantes normales del intestino humano (excepto en los portadores postinfecciosos). Las dos son responsables de enfermedades diarreicas que pueden ser graves. Salmonella typhi también puede ser invasiva y provoca una infeccion sistémica.
Se han clasificado en unas 2.000 especies en función de diferencias serológicas; estudios mas recientes sugieren que tales divisiones estén por debajo del nivel de especie y que existen en total tres especies, o menos. La distinción sobre la base del tipo de infección se establece entre S. typhi (también S. paratyphi A y B), que causa fiebres entéricas, y S. enteritidis (muchos de los otros serotipos) que provoca una enfermedad diarreica.
 
Características
Bacilos gramnegativos, móviles, que no forman esporas. Todas excepto S. typhi carecen de cápsula. 
Capaz de respiración aeróbica y anaeróbica.
 
Identificación
Toleran la bilis. No es delicado. Oxidasa negativo. No fermenta la lactosa. Produce ácido y gas a partir de la glucosa (excepto S. typhi que es anaerogénico). Para una identificación completa es necesaria una combinación de bioquímica (se dispone de juegos de reactivos comerciales) y serotipificación; importante distinguir entre salmonelas de fiebres entéricas y otras. La detección de anticuerpos circulantes (prueba de Widal) puede ayudar al diagnostico de las fiebres entéricas. 
La serotipificación (y la tipificación por fago de los serotipos más importantes) es útil para investigar los brotes.
 
Enfermedades
La gran mayoría producen una enfermedad diarreica; de forma muy ocasional invasivos (sobre todo S. cholerae-suis). La enfermedad de células falciformes predispone a la osteomielitis, S. typhi y S. paratyphi causan enfermedad sistémica, fiebre tifoidea y paratifoidea (fiebres entéricas).
 
Transmisión
Ampliamente distribuido en animales; se encuentra en la cadena alimentaria (especialmente en la carne de pollo, los huevos, la carne, la leche y la nata). Se adquiere mediante la ingestión de alimentos contaminados o de persona a persona vía fecal-oral. S. typhi es sólo patógeno en los seres humanos. Se transmite por la via fecal-oral, habitualmente a través de agua o alimento contaminado. Los portadores son importantes como fuente de los microorganismos.
 
Tratamiento
S. typhi y S. paratyphi deben tratarse con antibioticos sistémicos. La resistencia a los antibióticos es un problema importante en muchos países (importantes implicaciones para los viajeros).
La diarrea por Salmonella no debe tratarse con antibióticos a no ser que haya pruebas de enfermedad invasiva.
 
Prevención
La prevención depende de la interrupción de la transmisión fecal-oral y de la evitación de que se transmita a través de la cadena alimentaria. Se dlspone de vacunas importantes para proteger frente a S. typhi y S. paratyphi.
 
Fuente: Microbiología Médica. Mims-Playfair-Roitt-Wakelin-Williams. Mosby.